¿Sabes cómo puedes ahorrar en la factura de la luz? ¡Descubre nuestros trucos!

Uno de los mayores gastos fijos que tenemos en nuestro hogar es la factura de la luz, por suerte existen trucos que nos permitirán un ahorro claro y grande. Por supuesto, también tenemos la opción de buscar compañías alternativas como HolaLuz que ajustan los costes energéticos a la vez que utilizan fuentes renovables. Pero, en ocasiones, este cambio de compañía no es posible, entonces ¿qué podemos hacer? Vamos a darte unos cuantos tips que tu bolsillo te agradecerá.

Ahorra en tu hogar cuidado el planeta

Discriminación horaria

La primera forma, y casi la más habitual, de ahorrar energía es tener una tarifa con discriminación horaria. Muchas compañías ofrecen descuentos en el coste por franjas horarias, siendo las más baratas las nocturnas. Si puedes programar tus electrodomésticos o si puedes conectar estos a una app, todo será más sencillo y no tendrás que levantarte a las 2 de la mañana a encender la lavadora. Pero aun así, tu bolsillo agradecerá ceñirte a estos horarios.

Contratar la potencia adecuada

Puede parecer de perogrullo, pero no lo es. Debes tener en cuenta las necesidades de tu hogar para contratar la potencia necesaria y no más, pero tampoco menos. De esta forma, podrás ajustar el gasto a tu realidad y no estarás pagando por una energía que no vas a usar. Pero no seas escaso, no sera lo mismo una familia de dos miembros que una de cinco con alguien enganchado a la videoconsola, por ejemplo, ya que el consumo se disparará y si contratas la mínima potencia, el extra de energía utilizada puede salirte muy cara.

Ojo con el standby de los electrodomésticos

En la actualidad, la mayoría de los electrodomésticos tienen la opción en «espera», esto significa que están casi apagados. Aparentemente, esto es un ahorro respecto a otros más antiguos, pero la realidad es que mientras están en standby continúan consumiendo energía y, por tanto, rascando tu bolsillo. Habrá algunos que no puedas desconectar, como el frigorífico, pero si te vas a ir una semana de casa ¿realmente necesitas que el wifi esté activo? Apagar la televisión cada noche también es una buena opción de ahorro. También es una buena opción no dejar cargando móviles y portátiles indefinidamente, de esta forma, ahorrarás energía y cuidarás la vida de sus baterías.

Comprobar la instalación eléctrica

Comprobar la instalación eléctrica de tu hogar es algo que debes hacer por dos motivos: el primero seguridad, ya que cualquier chispazo puede conllevar que tu casa salga ardiendo y provocar daños materiales y personales. El segundo, una instalación defectuosa puede provocar perdidas innecesarias de energía y, por tanto, un mayor coste en tu factura. Revisar y adapta la red debería hacerse de forma rutinaria.

Comprobar la eficiencia energética de los nuevos electrodomésticos

En la actualidad, todos los electrodomésticos muestran una categoría energética que te ayudara a elegir aquellos más ahorradores con tu bolsillo a largo plazo. Es cierto que la inversión inicial puede ser más cara, pero el resultado a largo plazo para tu cuenta corriente y para el planeta bien merece el esfuerzo.

Bombillas Led

Las bombillas led tienen un ahorro energético notable, además de dar mayor potencia de luz y ofrecer opciones (en los led inteligentes) de vincularlos a apps favoreciendo crear un programa de encendido y apagado. De esa forma, además de ahorrar y poder apagar la luz de la escalera desde cualquier lugar de mundo, también podrás dar sensación de que la casa está ocupada, evitando que posibles cacos encuentren en tu hogar un bonito lugar para colarse.

Diseño e interiorismo de tu hogar

¿Sabes que una casa bien orientada es capaz de ahorrar energía? Si eres un lector empedernido y sitúas tu butaca junto a una ventana no necesitarás luz artificial. Si vives en una zona dónde da mucho el sol, pinta tu casa de blanco y conseguirás que se refleje la luz manteniendote aislado del calor. Con el interior ocurre lo mismo: colores cálidos en zonas calurosas y fríos en zonas frías, uso de azulejos para refrescar el ambiente, patios, ventanas y persianas y hasta los materiales de los muebles harán que tu vivienda requiera más o menos energía para calentarla y enfriarla.

Calefacción y aire acondicionado

Uno de los mayores gastos de nuestra vivienda es el aire acondicionado y la calefacción. Existen multitud de opciones para conseguir abaratar costes en estos aspectos. Por ejemplo, puedes usar el termostato Nest de Google que te ayudará programar la climatización de tu hogar aprendiendo cuales son sus necesidades para tener una temperatura estable al menor coste posible. Pero, si buscas formas más baratas, también tendrás opciones. Por ejemplo, llegado el invierno puedes probar a cambiar tu sistema de radiadores de aceite por paneles radiantes y tu bolsillo te lo agradecerá enormemente.

Tags: