Skip to main content

¿Qué es el delito de apropiación indebida?

En la mayoría de ocasiones consideramos como delito de hurto o robo cualquier acto que suponga la atribución de una cosa ajena como propia. Sin embargo, existen más delitos que atentan contra el patrimonio recogidos en el Código Penal que puede encuadrarse en esa conducta, como es el delito de apropiación que a continuación analizaremos.

¿Qué es el delito de apropiación indebida?

El delito de apropiación indebida consiste en la adquisición para sí o para un tercero de algo que ha sido concedido únicamente para poseerlo, pero no para apropiarselo. Por ello, con esa apropiación se causa un perjuicio a otra persona, generalmente, al propietario de esa cosa. Dicho así parece que hay poca diferencia con el delito de estafa o hurto, pero la apropiación indebida tiene una serie de características que permiten identificarla de manera rápida y sencilla. Te lo explicamos a continuación.

Definición y requisitos para el reconocimiento del delito

La apropiación indebida viene establecida en el artículo 253 del Código Penal como:

“Aquel delito consistente en apropiarse para sí o para un tercero de dinero, efectos, valores o cualquier otra cosa mueble que se hubiera recibido en depósito, comisión o custodia, o que se hubiera confiado en virtud de cualquier otro título que produzca la obligación de entregarlos o devolverlos, o se negare haberlos recibido, provocando así un perjuicio para otra persona. “

  • Por tanto, para saber cuándo estamos ante un delito de apropiación indebida debemos valorar los siguientes requisitos:
  • Existencia de un bien mueble, como puede ser dinero, tarjetas u otros efectos
  • Que ese bien se haya entregado en virtud de un título (depósito, comisión, administración) que lleve aparejado la devolución de la cosa a su titular, es decir, la persona que recibe la cosa mueble no puede quedarsela, la posee de manera legítima pero tiene que devolverla posteriormente.
  • Que la persona que tiene que devolver el objeto a su propietario no lo haga y, consecuentemente, cometa dos acciones alternativas: o se lo quede para sí o para dárselo a un tercero que, en ningún caso, es la persona titular de la cosa; o niegue haberlo recibido.
  • En cualquier caso, el propietario de la cosa se queda sin ella y este es el cuarto elemento de la apropiación indebida: el perjuicio para el titular del bien mueble.

¿Cuáles son las penas contempladas en el Código Penal?

La pena que lleva aparejada el delito de apropiación indebida se determina en función de la pena que el Código Penal atribuye al delito de estafa, pues es la misma en ambos delitos.
No obstante, hay que atender a la cuantía total de la cosa que ha sido objeto de la apropiación indebida para establecer la pena concreta. Es decir:

  • Si la cuantía del bien mueble no excede de 400 euros la pena será de multa de 1 a 3 meses
  • Si la cuantía es superior a 400 euros, la pena será de prisión de 6 meses a 3 años.

De la misma forma, el Código Penal determina otras penas más severas para ciertos supuestos en los que el bien objeto de apropiación indebida tiene mucho más valor económico o el hecho delictivo tiene mucha más gravedad: 1 a 6 años de prisión y multa de 6 a 12 meses. Esos supuestos son los siguientes:

  • “Cuando la cosa mueble es de primera necesidad, como las viviendas
  • Cuando el delito se cometa abusando de la firma de otra persona, o sustraendo o inutilizando algún expediente, protocolo o documento público u oficial
  • Cuando la cosa mueble recaiga sobre bienes que integren el patrimonio histórico, artístico, cultural o científico
  • Cuando los hechos revistan especial gravedad por la entidad del perjuicio causado y la situación económica en la que deje a la víctima o su familia
  • Cuando el valor de la cosa apropiada indebidamente supere los 50.000 euros o afecte a un elevado número de personas
  • Cuando el delito se haya cometido aprovechando el abuso de las relaciones personales existentes entre la víctima y el autor, o aproveche este su credibilidad empresarial o profesional.
  • Por reincidencia por un delito de la misma naturaleza, es decir, que la persona que se ha apropiado del objeto haya sido condenado previamente por, al menos, 3 delitos patrimoniales de entre los siguientes: estafa, administración desleal, apropiación indebida y defraudaciones de fluidos eléctricos y análogos”.

¿Prescribe el delito de apropiación indebida?

El artículo 131 del Código Penal, incorporado con la reforma del 2015, introdujo los años a los que prescriben los delitos en función de las penas que lleven aparejadas. Según este artículo, la apropiación indebida prescribe a los 5 años de la comisión de los hechos delictivos por tener una pena de prisión aparejada de menos de 5 años.

No obstante, para el caso de que la apropiación indebida se cometa por alguno de los supuestos de más gravedad mencionados anteriormente que tienen una pena máxima de 6 años de prisión, la prescripción del delito de apropiación indebida será de 10 años, debido a que la pena aparejada al delito oscila entre los 5 y 10 años.