Skip to main content

¿Cuándo se necesita contratar a un abogado penalista?

Cada vez que nos enfrentamos a un proceso penal en el que se solicita una condena bien sea de privación de libertad, multa o de cualquier otra naturaleza es importante contar con un abogado especialista en derecho penal que te asesore desde el inicio hasta el final.


La intervención del abogado penalista no sólo es importante en el acto del juicio oral, sino que su participación desde el mismo momento en que se produce la detención conseguirá el éxito final del proceso.

No podemos olvidar que las condenas que conllevan los procesos penales van acompañadas en la mayoría de los casos de antecedentes penales o policiales, que imposibilitan determinadas actuaciones futuras como puede ser el acceso a una oposición, la renovación de papeles de extranjería, etc… De ahí que sea fundamental contar con un abogado penalista que conozca a la perfección no sólo las particularidades del proceso y del tipo penal por el que eres investigado, en caso de ostentar esa condición, sino también las consecuencias en tu vida diaria que una condena puede representarte.

En el caso de que ejerzas la acusación, también debes contar con un abogado especialista en derecho penal, ya que sólo él podrá defender tus derechos con la garantías y el rigor que los procesos penales requieren.

¿Qué ramas hay dentro del derecho penal?

Una de las ramas fundamentales de los abogados penalistas es el derecho penitenciario, y muy especialmente todos los trámites necesarios para conseguir que la persona española que ha sido condenada en un país extranjero pueda cumplir su condena de privación de libertad en nuestro país. En estos casos el grado de especialización que debe tener el abogado penalista es mucho mayor, ya que no sólo hablamos de derecho penal sino también de derecho internacional.

Los delitos de violencia de género e impago de alimentos son una constante en nuestro despacho. Al ejercer la defensa de procedimiento de familia no son pocas las veces que de éstos se derivan procedimientos penales de violencia de género o impago de pensiones. Ahí es importante que el abogado penal tenga también un pleno conocimiento del proceso de familia ya que las medidas que puedan adoptarse en el proceso penal vincularán al procedimiento civil. Hablamos por ejemplo de una limitación en el ejercicio de la patria potestad, una suspensión del régimen de visitas o una orden de alejamiento; todo ello son medidas que sin lugar a dudas tendrán un papel importante en el proceso de familia.

También estamos habituados a la defensa de los delitos contra el patrimonio, hurtos, robos con violencia, apropiación indebida o usurpaciones; delitos todos ellos que sin duda nuestros abogados criminalistas defenderán a la perfección gracias a los años de experiencia que llevan “a sus espaldas”.
Los delitos de alcoholemia son también muy comunes en los despachos penalistas. Aquí el papel del abogado penalista y su negociación con el Ministerio Fiscal en cuanto a la condena solicitada cobra especial importancia. Nos referimos a que en la mayoría de los casos la conformidad con los hechos asegura una reducción de la condena que merece la pena valorar, máxime en aquellos procesos en los que no existen condenas anteriores, se han practicado las dos pruebas reglamentarias, los alcoholímetros han pasado los controles reglamentarios, la tasa de alcohol es muy elevada, etc…; de ahí que la estrategia y labor negociadora que realice el abogado especialista en derecho penal en el Juicio Rápido que da lugar el delito de alcoholemia es vital para el mejor resultado del proceso.

¿Qué hace un abogado penalista?

Como decíamos el abogado penalista interviene desde el momento en que se produce la detención en sede policial. Ahí es importante que tu abogado especialista en derecho penal te asesore sobre cuál es la mejor forma de prestar declaración, si procede o no que prestes declaración y los derechos que te asisten en ese momento. Para eso siempre es recomendable elegir a los mejores.

Una vez puesto a disposición judicial la labor del abogado penal continúa. Una vez se tiene conocimiento exhaustivo de los hechos por los que has sido detenido, el atestado al completo y las diligencias de investigación, te asesorará de la mejor manera de prestar declaración.

La fase siguiente de instrucción, investigación, no es menos importante, ya que será ahí cuando tu abogado de derecho penal en Madrid solicitará la práctica de las pruebas necesarias para conseguir esa perseguida sentencia absolutoria.

Por último, la fase final del juicio oral, no sólo debe contar con la preparación de la vista por parte del abogado en su despacho, sino que también debe prepararte tu declaración según las pruebas que obran en autos, explicándote con todo lujo de detalle los pros y los contras a los que te enfrentas así como las posibles preguntas que podría hacerte el resto de partes.

Sólo así con un trabajo diario del abogado penalista desde el inicio se consigue el mejor resultado en el proceso.

¿Qué suelen solicitar los abogados penalistas para poder defender tus intereses?

A nuestros los de asuntos penales lo primero que se les pide es la verdad; tu abogado penalista debe conocer la verdad de los hechos y tu implicación en los mismos, ya que de lo contrario todo el trabajo que realice quedará en saco roto.

Además de esto, la confianza también facilita el trabajo; el saber que el abogado cuenta con la tranquilidad y confianza de sus clientes les permite trabajar de una forma más dinámica y eficaz, que sin duda repercute en el buen resultado final.