Inmocrowd, facilitando la democratización inmobiliaria

Inmocrowd se define como la web de crowdfunding inmobiliario. Pero, ¿qué es el crowdfunding inmobiliario? Inmocrowd lo describe como el arte de llevar a cabo el negocio de la inversión inmobiliaria tradicional de forma rápida, transparente y eficiente, ahorrando tiempo y dinero tanto para los promotores como para los inversores. Así las cosas y bajo esta definición basan su plataforma en tres ejes orientados a facilitar esta tarea.

Inmocrowd

El primer eje se basa en la enseñanza y propagación del crowdfunding inmobiliario a través de su blog corporativo, uno de los más activos y el referente para muchos del sector. Aquí tanto las personas que se interesen en llegar a ser inversores como los promotores inmobiliarios que vean una fuente de financiación alternativa para sus proyectos pueden aprender todos los entresijos del mismo.

El segundo eje les brinda a los inversores la posibilidad de elegir los proyectos inmobiliarios que Inmocrowd selecciona de las mejores oportunidades –a modo de agregador- que ofrecen las plataformas de crowdunding como Housers o Inveslar entre otras muchas para poder invertir en las mismas.

Y el tercer y último eje está enfocado a prestar servicios de consultoría y asesoramiento a promotores inmobiliarios para estructurar operaciones de financiación de inmuebles a través de crowdfunding inmobiliario con la posibilidad de publicar los proyectos en la propia web de Inmocrowd, dando soporte legal a dichas operaciones de financiación a través de acuerdos con terceros.

La aparición y existencia de Inmocrowd no se entendería sin la evolución de dos elementos claves. El primero y como origen de la plataforma es el blog, ahora corporativo, pero que en un principio era la bitácora personal de Miguel García, CEO de la compañía, especialista en crowdfunding inmobilario, y titulado «Crowdfunding inmobiliario: Hacia una democratización de las inversiones en inmuebles». Activo desde el 2013, antes como ahora se recogen noticias y datos del sector. Incluye un observatorio del crowdfunding inmobiliario en España desde su aparición a mediados del año 2015 y en el que cuatrimestralmente dan cuenta del crecimiento del sector. Se realizan entrevistas a los principales agentes y CEOs de las compañías para que expliquen su visión y la manera de poner en práctica el crowdfunding aplicado al inmobiliario. Considerado un eje vertebrador de la plataforma -tal como se dijo-, el blog es ese lugar dónde las personas pueden aprender y conocer cómo funciona esta opción de invertir, procurarles unos ingresos pasivos y recurrentes sin la necesidad de ser un experto o inversor profesional en inmobiliario, aprovechando un sector de grandes rendimientos si se sabe acompañar de manera inteligente.

No se puede obviar el aspecto social tan presente en esta forma de inversión, ligada de forma natural a la economía colaborativa y desligada de las tradicionales formas de inanciación de los bancos -si bien no del todo por un sector históricamente atado a ellos- pero dónde la economía de las personas va delante tratándose de un nuevo paradigma del capitalismo. Inmocrowd resalta siempre este hecho, creen que la inteligencia colectiva del crowdfunding es un método efectivo de asignación del ahorro. Y que el dinero de los inversores no solo les sirve para retornarles un rendimiento en forma de plusvalías o intereses, si no que también siempre se dirige a la economía real y productiva ayudando a reactivar un sector clave para la economía del país.

Por tanto antes de bucear en las ofertas de oportunidad que se ofrecen en la plataforma para invertir, un paseo por el blog dará una visión más profunda del potencial del crowdfunding inmobiliario para aquellas personas que se decidan a participar en las
oportunidades de inversión. Es por ello que en la misión de Inmocrowd tienen escrito a fuego tres conceptos: Colaboración, Enseñanza e Imparcialidad. A partir de este punto es responsabilidad de cada persona, su elección. Por ello su eslogan es sencillamente, «Inmocrowd, facilitando la democratización inmobiliaria». Para aquellos interesados desde este enlace se pueden suscribir para recibir toda la información que brinde este gran blog.

El segundo elemento clave y eje vertebrador para el desarrollo de la plataforma Inmocrowd es la evolución, pero sobre todo la aparición de cada vez más plataformas de crowdfunding inmobiliario y con ellas las oportunidades de inversión que traen tras de sí. Sin ellas no tendría sentido el agregador. Esa promuscuidad de proyectos dificulta la elección por parte del inversor, pierden tiempo en encontrar los mejores y por tanto la labor de elección se antoja compleja. Así las cosas, se publican seleccionadas las mejores oportunidades de los proyectos que están en período de financiación. Con ello el objetivo es hacer de conexión entre los inversores y las plataformas.

De esta forma se les facilita el acceso a las inversiones desde un solo lugar, filtrando y ordenando los proyectos por tipo de plataforma, modalidad de crowdfunding, tipo de activos, cantidades a invertir, rentabilidades esperadas, ect. Al mismo tiempo desde Inmocrowd se impulsa el negocio de las plataformas aumentando su cartera de clientes. Está demostrado el «efecto expansión» de un mercado con la introducción de agregadores, en dónde se produce un doble beneficio, la facilidad de acceso al usuario – en este caso, usuario-inversor- y la llegada de clientes hacia las plataformas. Sectores tan distintos como el turismo o el de seguros es un ejemplo pragmático de las bondades de los agregadores.

El tercer y último eje vertebrador pero por ello no menos importante es el hecho de la oportunidad única que tienen hoy ante sí los promotores inmobiliarios.

La falta de recursos propios unido a la restricción y exigencia de las entidades bancarias para otorgar crédito inmobiliario hace del crowdfunding un puente idóneo para poder lograr sacar adelante proyectos que de otro modo se seguirían quedando parados o que finalmente se los acabarán llevando otros. Así las cosas en Inmocrowd se les ofrece la posibilidad de generar este recurso. Desde la especialización en crowdfunding inmobiliario, a través de sus servicios de consultoría y asesoramiento les proveen de las herramientas para poder estructurar las operaciones de financiación a través de campañas de crowdfunding en sus diversas modalidades -las que mejor se ajusten a sus necesidades- tendiéndoles el puente que une el arranque de los proyectos hacia el éxito de los mismos.

La planificación de la estructura financiera mano a mano con el promotor acaba en un proyecto de campaña de crowdfunding inmobiliario para obtener la financiación inicial necesaria. Una vez el proyecto de campaña está confeccionado se les brinda la oportunidad de publicarlo en la propia web o en la de terceros. Inmocrowd tiene acuerdos firmados con terceros autorizados por la CNMV, lo que les permite dar el soporte legal a dichas operaciones para tranquilidad tanto de los promotores como de los inversores. Ni que decir tiene que este servicio sirve tanto para promotores inmobiliarios profesionales de primer orden como para cualquier otra persona física o jurídica que quiera beneficiarse de optar a la compra de un activo -o bien si ya es propietario- para poder ponerlo en rentabilidad y finalmente venderlo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.