Skip to main content

Kit digital: subvenciones públicas para digitalizar pequeñas empresas

El Ministerio de Asuntos Económicos está llevando a cabo una campaña denominada “Kit digital” que, como os podréis imaginar, tiene como objetivo uno de los pilares de economía del siglo XXI: digitalizar el tejido empresarial. Con este ambicioso proyecto se busca que microempresas y PYMES ancladas en la era del papel puedan incorporar las nuevas tecnologías a su día a día para mejorar procesos e incrementar su eficiencia y volumen de ventas. Y sí, todo subvencionado por el Gobierno de España.

¿Cómo funciona el Kit Digital?

Si tenéis una tienda de muebles de diseño quizá os interese lanzar una tienda online para vender en toda España (o incluso más allá), ¿verdad? Si en cambio tenéis un taller mecánico seguramente sería de vuestro interés contar con una web donde los clientes puedan ver qué servicios incluís, o donde directamente puedan reservar una cita para una revisión. 

El Ministerio de Asuntos Económicos ha diseñado el programa “Kit Digital” para dar solución a este tipo de necesidades; recurriendo directamente a fondos públicos. Es decir, que estas mejoras están subvencionadas. Aunque eso sí, quienes quieran aprovecharse de ellas tendrán que recurrir a un agente digitalizador acreditado por el organismo público.

Además de mejorar la visibilidad en Internet, la digitalización de los procesos y la seguridad de los datos, también se busca que el sector de la consultoría digital en España pueda dar un paso al frente y generar mayor negocio, empleo y sinergias. Al final se trata de una solución que beneficia a todas las partes.

¿Qué es un agente digitalizador?

Un agente digitalizador es una empresa (o un autónomo) con experiencia previa en la digitalización de proyectos que ha sido acreditado por el Ministerio de Asuntos Económicos para participar en el proyecto. Son profesionales con un bagaje a sus espaldas a los que pueden recurrir los interesados, y que sin coste alguno para éstos (se paga con fondos públicos) les ayudarán.

Por poner un ejemplo: ¿tenéis entre varios socios una pequeña empresa de fabricación de tornillería a medida en un taller de Móstoles y queréis vender vuestros productos vía Internet en México? Entonces simplemente tendréis que buscar un agente digitalizador en Madrid para desarrollar una plataforma de comercio electrónico y optimizar su posicionamiento. Él se encargará de todo y será el Gobierno quien abone sus honorarios.

¿Qué servicios incluye el Kit Digital?

Dependiendo del tipo de negocio y de las necesidades el Kit Digital cubre hasta 10 servicios:

  • Sitio web y presencia en Internet. Se trata de crear una página web sencilla para que las empresas o negocios que aún no la tienen puedan contar con presencia en la Red. También se incluye un servicio básico de SEO.
  • Comercio electrónico. Se trata de crear una tienda en línea autogestionable y adaptable a PC, tablets y móviles. También incluye la configuración y optimizaciones básicas.
  • Gestión de redes sociales. Este servicio incluye un plan de social media teniendo en cuenta las necesidades del cliente; también la gestión de sus perfiles e incluso la generación de contenido nuevo.
  • Gestión de clientes. Configuración y gestión de una solución informática para gestionar la cartera de clientes, leads y oportunidades de negocio. Una solución que permita llevar orden en el departamento de ventas.
  • Business Intelligence y Analítica. Este servicio incluye la carga de datos en bases cloud y el diseño de paneles donde el cliente pueda obtener rápidamente KPIs diarias o de un ciclo determinado.
  • Servicios de oficina virtual. Este servicio se basa en mejorar las comunicaciones y relaciones laborales dentro de la empresa, diseñando y configurando un ERP a medida que permita interconectar los diferentes departamentos.
  • Gestión de procesos. Este servicio consiste en automatizar los procesos de la empresa para volverla más eficiente. Se integran todos los departamentos y se analiza su funcionamiento; siempre cumpliendo los estándares de calidad establecidos y la legislación aplicable.
  • Factura electrónica. Este servicio consiste en implantar y configurar un sistema de gestión de facturas digitales, que permita la emisión y control de vencimientos entre otras funcionalidades.
  • Comunicaciones seguras. Este servicio consiste en cifrar y garantizar la seguridad de las comunicaciones dentro de la empresa y con los agentes externos. Un aspecto muy importante; especialmente si se trabaja con datos médicos, financieros o especialmente delicados.
  • Ciberseguridad. Este servicio consiste en garantizar la integridad de los sistemas informáticos de la empresa. Sea en terminales móviles, en ordenadores o en servidores.

¿Qué cuantía económica cubre el Kit Digital?

El importe económico del Kit Digital depende del tamaño de la empresa interesada en recibir los servicios del programa.

Los autónomos y microempresas de hasta 2 trabajadores reciben un bono de 2.000 euros, las pequeñas empresas de 3 a 9 empleados reciben un bono de 6.000 euros, y las empresas de 10 o más empleados reciben un bono digital de 12.000 euros.

¿Cómo se solicitan los servicios del Kit Digital?

Las empresas o autónomos interesados en contar con los servicios que ofrece el Ministerio de Asuntos Económicos a través del Kit Digital deben inscribirse en la web oficial de Acelera Pyme. 

Una vez hecho y verificado el registro hay que realizar el test de diagnóstico digital, donde se analiza cuáles son las necesidades reales del negocio en cuestión. En base a los resultados se indica cuáles son los servicios del Kit Digital que podría encajar y se procede a generar un bono digital. Con él se acude a un agente digitalizador acreditado y se comienza con el proyecto.

Requisitos para solicitar el Kit Digital

Para solicitar los servicios del Kit Digital hay que estar oficialmente inscrito como autónomo o empresa, no tener una facturación por la que se pueda considerar al negocio una empresa mediana, no tener consideración de empresa en crisis, contar con una antigüedad mínima de registro que dependerá del servicio, no tener deudas con Hacienda o con la Seguridad Social, no superar el límite de ayudas de poca cuantía y no estar inmerso en un proceso de devolución de otra subvención.