La presentación de la papeleta de conciliación ante el smac en supuestos de despido disciplinario

La Conciliación previa en caso de despido disciplinario ante el Servicio de Mediación Arbitraje y Conciliación (en adelante SMAC) es un procedimiento administrativo previo a la vía judicial que tiene por objeto alcanzar un Acuerdo entre el trabajador y la Empresa a fin de evitar un procedimiento judicial.

El plazo de que dispone el trabajador para presentar lo que se denomina la PAPELETA DE CONCILIACIÓN ante el SMAC es de 20 días hábiles a contar desde el día siguiente a la fecha efectiva del despido.

En la Papeleta de Conciliación se debe reflejar lo siguiente:

1.- Los datos personales del trabajador que ha sido despedido.

2.- Los datos de la empresa demandada. Es muy importante que reflejemos con exactitud el domicilio del demandado ya que el órgano administrativo dirigirá la Citación para la celebración del Acto de Conciliación a dicho domicilio.

3.- Debemos reseñar en la Papeleta de Conciliación los siguientes datos relativos al trabajador:

a) Categoría profesional

b) Antigüedad

c) Salario bruto (anual, mensual o diario), y otros conceptos salariales como comisiones, pluses por objetivos, bonus, etc…., lo que se denomina percepciones salariales variables.

4.- En el supuesto que nos ocupa de un despido disciplinario, además de los datos anteriores, debemos señalar la fecha de efectos del despido y los motivos alegados por la empresa.

Posteriormente, se deberán entregar en el Registro del SMAC el original y tres copias de la Papeleta de Conciliación. Si hubiera más de un demandado se entregará una copia más por cada uno.

Una vez registrada la Papeleta de conciliación el funcionario del SMAC nos entregará un documento en el que nos citarán a las dos partes (trabajador y empresa) en una fecha y hora determinadas para la celebración del Acto de Conciliación (habitualmente en un plazo de 15 días hábiles a contar desde su presentación).

La presentación de la Papeleta de Conciliación suspende el plazo de caducidad, y este, se reanuda al día siguiente de celebrada la conciliación o transcurridos los 15 días desde su presentación. Si la conciliación se celebra una vez transcurridos más de 15 días desde su presentación, el cómputo de los 20 días hábiles se reanudará el 16 desde dicha presentación, por ello, en este caso es aconsejable presentar la demanda por despido en el Juzgado de lo Social aunque no se haya celebrado el Acto de Conciliación.

CELEBRACIÓN DEL ACTO DE CONCILIACIÓN

Como resultado de la celebración del Acto de Conciliación nos podemos encontrar con tres supuestos:

a) Que haya Acuerdo. En este caso la empresa demandada reconoce la improcedencia del despido y pone a disposición del trabajador el importe de la indemnización para

su abono. EN ESTE SUPUESTO SE CELEBRA EL ACTO DE CONCILIACION CON AVENENCIA. b) Que no haya Acuerdo. En este caso la empresa suele alegar que se ratifica en el despido por las razones que alegará en su momento y el trabajador señala que no está de acuerdo con el importe de la indemnización o con las causas del despido propiamente dicho. A partir de este momento el trabajador puede acudir a la vía judicial e interponer una demanda por despido, si no lo ha hecho antes por las razones de la caducidad de la acción que explicábamos más arriba. EN ESTE SUPUESTO SE CELEBRA EL ACTO DE CONCILIACION SIN AVENENCIA. En dicha demanda por despido solo se requiere como documentación obligatoria que se aporte con la misma el ACTA DE CONCILIACION. c) Que no se presente la empresa al Acto de Conciliación. Igual que en el caso anterior, el trabajador puede presentar demanda judicial por despido. EN ESTE SUPUESTO SE CELEBRA EL ACTO DE CONCILIACION SIN EFECTO. d) Por último, si es el trabajador el que no acude al Acto de conciliación se le tiene

POR DESISTIDO en su pretensión y se archiva el expediente administrativo.

Recomendación importante: en el supuesto de que se pueda llegar a un Acuerdo y la empresa se comprometa a abonar la indemnización legal, si tenemos dudas de que sea solvente y consideramos que puede no abonar la indemnización, deberíamos no llegar a acuerdo en Conciliación, celebrar el Acto SIN AVENECIA e interponer la demanda judicial y, una vez aceptada su admisión por el Juzgado de lo Social que por turno de reparto corresponda, intentar llegar a dicho Acuerdo por medio de Conciliación Judicial.

Esto es importante ya que de la indemnización acordada en un Acto administrativo como es el SMAC, si la empresa no pagara, el FOGASA NO SE HARÍA CARGO DE ESA INDEMNIZACIÓN. En cambio, del Acuerdo de Conciliación Judicial que es ejecutable, SI SE HACE CARGO EL FOGASA en supuestos de insolvencia o declaración de concurso de acreedores de la empresa.