Skip to main content

La importancia de la seguridad en tu página web

Cada vez es más importante que las páginas web doten de la seguridad necesaria a los usuarios que navegan a través de ella. En la actualidad, la mayoría de portales redirigen a compras que, a la postre, benefician a los dueños del website. Para conseguir esas ventas, eso sí, hace falta una estructura segura para que los usuarios, a la hora de realizar sus pagos, mantengan los datos a buen recaudo y no se use de forma fraudulenta toda esa información. 

Cada vez es mayor el reparo a la hora de realizar ciertas acciones en páginas que no cumplen los requisitos básicos de una Internet segura, por lo que si realmente se quieren convertir las visitas en compras, los dueños de las páginas web deberán tomar en cuenta algunos consejos básicos para aportar confianza a los usuarios. 

Además, esa mayor seguridad puede comportar un beneficio en cuanto a la reputación del portal en cuestión. Si las reseñas son positivas, y la seguridad de los consumidores está garantizada, será más sencillo que se genere una conversación positiva entorno a los productos o servicios que se ofrecen en la web. Para conseguirlo, hay que tener en cuenta 3 matices importantes en cuanto a la seguridad en Internet: 

¿Qué seguridad usan las páginas web importantes? 

Uno de los elementos más importantes para que la información que se almacena e intercambia en un sitio web se mantenga segura es el certificado SSL. En páginas que mantienen muchas transacciones a lo largo de los días el cifrado es de 128 bits, la encriptación de datos máxima que existe hoy en día. 

Eso convierte los códigos internos en absolutamente ilegibles para aquellos externos al sitio web. Por poner algunos ejemplos, las tiendas online, tanto de productos como de servicios, cifran sus sitios web para protegerlos de elementos externos. Así mismo, las páginas de entretenimiento de videojuegos, de series o de películas o los casinos online fiables en españa, que a la postre son algunas de las páginas web más seguras que existen en Internet en nuestro país, utilizan ese cifrado para que los usuarios se mantengan seguros durante la navegación. Y es que páginas como Amazon Prime, Netflix, HBO o Steam necesitan proteger la identidad de los usuarios así como la información que dan a los operadores bancarios. Eso es fundamental a la hora de realizar los diversos pagos en los sitios web. 

Hacer que nuestra página equipare su seguridad a la de las grandes empresas existentes en Internet hará que los usuarios tengan una mejor imagen de los productos ofrecidos y de la empresa en su conjunto. 

¿Cómo sabe el usuario que navega con seguridad? 

Hay que tener en cuenta que el usuario medio no es un experto en informática, por lo que se guía por algunas directrices básicas a la hora de dar confianza o no a una página web. Probablemente, el indicativo en el que el usuario más se fija a la hora de navegar por Internet es en las siglas de una dirección web, en concreto en las clásicas HTTPS. Eso indica que un portal tiene seguridad suficiente verificada, por lo que la información proporcionada por el consumidor queda a buen recaudo. 

Otro de los detalles en los que se suelen fijar los usuarios es en la información que piden las páginas web. Normalmente es mejor no dar datos de más a terceros, puesto que el phishing y otras estrategias de robo de información han hecho que los usuarios estén mucho más preparados para hacer frente a ataques de ese tipo. Es por eso que en una página web sería recomendable pedir un mail, por ejemplo, sólo cuando sea estrictamente necesario. 

El abuso de pop-ups, demasiada publicidad o textos demasiado invasivos también harán que los usuarios escapen de la página web con mucha velocidad. Pese a que esos recursos, quizás, no comprometan la seguridad en una página, si que son motivo de preocupación por parte de los consumidores. 

Medidas de prevención de ataques informáticos

No hace falta ser un hacker para mantener al día una página web y hacer que sea segura frente a la mayoría de ataques. Mantener actualizado el soporte para la página, comprobar el funcionamiento de los plugins y usar los recursos de seguridad de sistemas como WordPress, entre otros, puede ser de gran ayuda para poder proporcionar una primera pantalla segura a la página web. Mantener un cifrado SSL, como se ha mencionado con anterioridad, así como un HTTPS seguro, además, podrá asegurar que los usuarios puedan navegar de forma fiable por nuestra red. 

Basta decir que las contraseñas de acceso al sitio deben de ser lo suficientemente avanzadas para que no haya intrusos que puedan aprovecharse de la información almacenada, y que las copias de seguridad son algo imprescindible para mantener todos los datos a buen recaudo en caso que ocurra cualquier problema.