Skip to main content

¿Qué es el smart working?

A pesar de llevar ya un tiempo entre nosotros, el smart working es algo que no todo el mundo conoce. Pero estamos seguros de que has visto a gente trabajando con el portátil en el metro, en la cafetería del aeropuerto o haciendo gestiones telefónicas desde el parque de juegos de los niños. Pues por ahí van los tiros.

El smart working es una manera nueva y diferente de entender el mundo del trabajo. Esa imagen que siempre hemos visto del empleado que madruga siempre a la misma hora, calienta la silla en la oficina y deja pasar las horas con mayor o menor productividad, está empezando a quedar algo obsoleta.
Quizás estés frunciendo el ceño y planteándote muchos inconvenientes, pero ya verás cómo después de leer nuestro artículo vas a conocer una forma distinta de trabajar que te va a hacer plantearte la posibilidad de subirte a este carro.
De momento ya te dejamos un vídeo en el que te hablan de las nuevas tendencias de trabajo:

Qué es el smart working

El smart working es una nueva forma de trabajar, posibilitada principalmente por el auge de las nuevas tecnologías, que permite una mayor libertad, flexibilidad y aprovechamiento del talento de los trabajadores. Progresivamente se va implantando en gran parte de los mercados de todo el mundo
El objetivo del smart working es conseguir una gestión más eficiente de los trabajadores, aumentando de esta manera su productividad, que den rienda suelta y potencien todo su talento y poder conciliar su vida laboral y personal.
Los pilares en los que se basa el smart working son estos:

  • Objetivos claros y específicos: para poder trabajar de esta manera, es importante saber cuáles son los objetivos que se quieren alcanzar. Así, el trabajador sabe lo que debe realizar, dejando en su manso dónde y cuándo hacerlo.
  • Flexibilidad horaria y movilidad: el smart working permite que hagas tu trabajo en el lugar que desees y el momento que prefieras. No todos somos iguales. Hay personas que rinden más por la tarde o noche sentados en la cafetería de su barrio, ¿por qué obligarles a estar sentados 8 horas por la mañana si van a rendir la mitad?
  • Nuevas tecnologías: el aumento de las TICs ha permitido que surgiera el smart working. Con tener acceso a la red, es posible hacer tu trabajo siendo igual de productivo que estando en una oficina. ¿Qué te impide hacer un informe de la facturación para el jefe, estando en la playa, delante de un ordenador con wifi en el chiringuito y pudiendo acceder a los datos que hay en la nube?
  • Trabajo en equipo: aunque estés escuchando música mientras trabajas en el autobús aislado del resto de pasajeros, el smart working te exige pertenecer a una red de trabajadores que forman parte de tu empresa o de colaboradores, con los que tendrás que trabajar codo con codo para conseguir los objetivos propuestos.

En nuestro artículo “Los 10 mejores libros de coaching empresarial” hablamos de la obra principal de Timothy Ferris, “La semana laboral de 4 horas”, en la que te ofrece consejos prácticos que van en esta línea del smart working. Te la recomendamos fervientemente.

El Smart working y el Teletrabajo

Si ya conocías algo el smart working, es posible que, como normalmente sucede, lo identificaras con el teletrabajo, aunque en la realidad no es lo mismo. El smart working podemos decir que es una variedad del ya habitual teletrabajo.
Y decimos habitual porque según datos recientes, en EEUU este tipo de trabajo ha aumentado un 30% en los últimos años, con una tendencia que permitirá llegar al 40% para el 2020. Aunque también habría que decir que España todavía está un poco lejos de estos datos.
En definitiva, podemos decir que el teletrabajo te permite realizar tus funciones laborales desde tu casa y el smart working además te da la libertad de hacerlo desde cualquier lugar y momento. Es decir, ¿para qué estar en casa encerrado toda la mañana trabajando si prefieres hacerlo por la tarde en la biblioteca, porque te concentras y rindes más?
En nuestro artículo “Trabajar desde casa. Mitos, ventajas y desventajas” encontrarás muchísima más información sobre el teletrabajo y algún que otro consejo para ponerlo en práctica. De momento, te invitamos a que veas este vídeo sobre las ventajas del teletrabajo:

Ventajas del smart working

Como tantas otras cosas, el smart working y el teletrabajo tienen sus puntos fuertes y débiles. En este caso, queremos compartir contigo las ventajas del smart working, aunque ya nos imaginamos que habrás deducido alguna:

  • Libertad y flexibilidad del trabajador: poder elegir el dónde y cuándo trabajar te hace sentir mejor y por tanto, ser más eficiente y efectivo.
  • Conciliación familiar: el smart working permite ajustar los horarios con tus necesidades familiares. No serías la primera madre que estuviera dando el pecho mientras habla con sus subordinados.
  • Productividad: el sentirte más satisfecho y motivado, hará que trabajes más y mejor, aumentando así tu productividad y por tanto la de la empresa también.
  • Reducción de costes: los gastos que conlleva una oficinas son considerables, por lo que trabajar al estilo smart working los abaratará muchísimo.

Desventajas del smart working

Por contrapartida, no podemos dejar de mencionar las desventajas del smart working. De esta manera tendrás una visión más amplia sobre esta metodología y permitirá formarte tu propio juicio.

  • Distracciones: aunque en el papel parece ideal, luego en el día a día puede resultar muy difícil concentrarse y estar al cien por cien en la tarea. En un aeropuerto, una cafetería o incluso en pleno campo, hay estímulos que nos pueden distraer de lo que estamos haciendo. Este es un hándicap a superar con fuerza de voluntad y estrategias adecuadas.
  • Aislamiento y falta de cultura corporativa: el estar mucho tiempo trabajando solo, puedes llegar a sentirte aislado sin conexión con la empresa. También se corre el peligro de no tener clara la jerarquía, con los problemas que esto puede acarrear.
  • Confusión entre trabajo y vida familiar: el estar mandando correos electrónicos o haciendo llamadas de negocios mientras estás con tus hijos en el parque, te puede hacer sentir que no hay un límite claro entre estos dos ámbitos. Marcar una serie de líneas rojas ayuda en este sentido.
  • Falta de marco regulador: como ya sabemos, los avances tecnológicos van muy por delante de la legislación que los debe regular. Actualmente no existe un marco regulador claro y amplio que permita un adecuado progreso y adaptación en nuestras vidas.

Te dejamos a continuación un vídeo en el que aprenderás unos cuantos trucos para no perder el tiempo con distracciones:

Empresas con Smart working implantado

Aunque ya hemos mencionado que en España el smart working no está muy implantado, sí que es cierto que existen empresas que han apostado por este estilo de trabajo, y además les va muy bien.
De entre estas compañías podemos hablar de las siguientes:

  • Vodafone: el objetivo a conseguir con su implantación es mejorar la calidad laboral y la conciliación familiar de sus empleados. Para ello, es el trabajador el que debe ofrecerse voluntario, teniendo en cuenta las condiciones laborales anteriores y con garantías de volver a su forma de trabajo anterior si así lo desea.
  • Mondelez: implantado a nivel integral en tres años, primeramente tuvo que hacer una reorganización interna eliminando despachos y apostando por una jerarquía más horizontal y posteriormente permitió realizar el trabajo desde fuera de la oficina.
  • Microsoft Iberia: con la intención de fomentar la creatividad, la motivación y la productividad y aprovechando la avances tecnológicos de la empresa, Microsot Iberia apuesta por que sus empleados puedan trabajar desde cualquier lugar, tanto fuera como dentro de sus instalaciones gracias a su programa WPA (WorkPlace Advantage).

Para que puedas conocer más a fondo este programa, no dejes de ver el siguiente vídeo:

Tags:Autónomos