Skip to main content

¿Qué necesitas para ser un tatuador profesional?

El mundo de los tatuajes no era tan reconocido entre los años 80’ y 90, pero desde los últimos 10 años ha obtenido una gran popularidad. Cada tatuaje se categoriza como un arte que cobra vida en la piel de las personas porque expresa una emoción, una historia o un significado debido a una práctica apasionada por parte del tatuador. Esto amerita de aprendizaje y profesionalismo para realizar tatuajes de calidad.

No es suficiente con plasmar un diseño en la piel mediante una aguja y tintas de colores. Es importante tener el conocimiento necesario y la destreza al momento de tatuar un diseño.

En Estados Unidos surgieron los pioneros de los tatuajes que se sumergen en un proceso de creación sin límites. Hoy día, los tatuadores profesionales satisfacen a los clientes al expresarse a través de un tatuaje.

También los tatuadores ganan, ya que pueden manifestar su creatividad e imaginación con diseños personalizados. Solo requieren de herramientas y maquinarias de calidad. Una recomendación es adquirirlas de marcas reconocidas, como Musotoku.

Que también suelen tener otros implementos necesarios para tatuar. Aprendizaje básico antes de empezar Para ser un tatuador profesional es necesario tener mucha creatividad y la habilidad de dibujar bien. No deberían existir límites porque la idea es diseñar desde la imaginación con una excelente capacidad artística, así la lista de clientes será bastante larga. Lo primero es comenzar a dibujar a mano alzada y en formatos digitales para practicar, además de inscribirse en un curso de tatuajes que permita la formación sobre el mundo de los tatuajes.

En el curso se orienta acerca de las técnicas adecuadas para diseñar con soltura, crear un diseño y tatuarlo en la piel. También se explican cuáles son los instrumentos básicos para tatuar, los aspectos higiénicos y sanitarios a seguir, y los requisitos legales para ejercer. Hay que considerar que no es lo mismo dibujar en papel o un programa en el ordenador, por lo que el estudio es fundamental al querer ser un tatuador.

Después de recibir el certificado del curso, se puede emprender un negocio propio de tatuajes bajo el cumplimiento de los requisitos legales. Se exige un título higiénico-sanitario emitido luego de culminar el curso junto a las condiciones físicas óptimas tanto de los implementos a utilizar como del lugar trabajo.

¿Qué hacer al ejercer como tatuador?

Aunque los tatuadores egresen de un centro formativo de tatuajes, tienen que continuar con un aprendizaje constante porque con el tiempo surgen nuevas actualizaciones referentes a esta práctica. Asimismo, es importante empaparse cada día de las tendencias y técnicas para satisfacer las necesidades una mayor variedad de clientes. Se descubren tintas recién llegadas al mercado, diseños especializados y contactos internacionales.

Otro consejo es conseguir un trabajo de auxiliar para aprender sobre técnicas desconocidas, aclarar las dudas y practicar diseños específicos antes de iniciar un negocio propio.

Materiales básicos del tatuador profesional

Los tatuadores profesionales necesitan herramientas y maquinarias de buena calidad para hacer diseños adecuados y cumplir con las normas de seguridad y salubridad. Un implemento de mala calidad o desechable no asegura la prevención de infecciones ni un tatuaje duradero. Por tanto, el buen desempeño de los tatuadores depende de los implementos que emplee para garantizar un trabajo impecable y prevenir infecciones dérmicas.

A continuación, se describen las principales herramientas y maquinarias básicas que deberían tener las marcas del sector:

Máquina de tatuar: se utiliza para crear los diseños en la piel, siendo recomendable elegir una marca reconocida.

Tintas o pigmentos: existen una amplia gama de colores para la creación de todo tipo de diseños, pero se deben comprar de calidad para evitar alergias en los clientes.

Agujas: son las que transfieren la tinta a la piel desde diferentes técnicas de tatuado. Se clasifican en varios tipos acorde al tamaño y técnicas a usar en el tatuaje.

Guantes desechables: los tatuadores evitan las manchas en su piel e infecciones con el uso de guantes de látex.

Gasas: facilitan la limpieza de la sangre y la tinta cuando se penetra la piel con la aguja, aparte que protegen el diseño al finalizar.

Ungüentos: son cremas que mantienen hidratada la piel tatuada y contribuyen a la cicatrización sin costras.

Autoclave: es un horno que esteriliza las herramientas con vapor caliente luego de trabajar con un cliente.

Camilla o apoyabrazos: se emplea para que el cliente se amolde a las distintas posturas para tatuar en una zona determinada.

Silla: el tatuador tiene que estar sentado para que logre firmeza y cuidado al tatuar. Mesa auxiliar o soporte: es un espacio que el tatuador utiliza para colocar las herramientas que necesite (tintas, agujas, accesorios, etc.)

Fuente de alimentación: le brinda energía a la máquina de tatuar con conexiones estándar y ajustes de voltajes.

La estructura de las maquinarias y herramientas deben estar fabricadas con materiales de alta resistencia y durabilidad. Las tiendas y marcas más reconocidas ofrecen todos los implementos para hacer tatuajes con estabilidad, seguridad y facilidad. Pero es imprescindible que aun así siempre se mantengan limpios y desinfectados, con una rutina de aseo adecuada antes y después de tatuar.